Mi Diario (30-1-13): Incidente con Martalisia, la vecina petarda

relós

Llega un amigo a casa. Hemos quedado a las cuatro de la tarde para recibir una sesión de biomagnetismo. El que es muy puntual, se presenta a las cuatro menos cuarto. Le abro la puerta de casa y le noto con la cara un pelín desencajada, como si hubiera tenido un altercado con alguien.

No le pregunto nada porque enseguida me lo empieza a contar él mismo.

La cosa empieza bien. Cuando en el momento de apretar el botón del telefonillo, aparece una señora, -por decir algo amable- que al tiempo que abre la puerta le pregunta de malas maneras -todo según palabras textuales de mi amigo- que a dónde va.

El arcano anuncia buenos momentos para compartir con los amigos, el ser amado y la familia, pero de la elefanta haciendo ruido en una cacharrería no hace ni la más mínima mención, oye.

https://reikiarjun.wordpress.com/2013/01/30/el-arcano-del-dia-30-1-13-seis-de-oros/

Mi amigo, que cuando se pone ordinario es extraordianrio, le da primero y muy educandamente las buenas tardes. Mientras, la otra, que el día que en su clase daban conducta, aplicación y mejor comportamiento se lo debió de pasar en la verdulería del barrio aprendiendo maneras, no dice esta boca es mía.

Ella, que es tremendamente descortés y altiva, en un ademán propio de un almirante de chalupa, se planta delante de la puerta con intención de no dejar pasar a mi amigo.

Mientras tanto un servidor, ajeno a la escena que está teniendo lugar bajo sus pies, se encuentra a punto de comer una ensalada de brotes verdes con limón, salsa de soja y un chorretón de aceite de La Rioja.

Portazo

Según me cuenta él mismo, en ese momento, el de la negativa, quiero decir, es donde empieza lo mejor. Según él, y después de señalar en perfecto castellano del madrileño barrio de Lucero, que se dirige al primer piso – mál por él porque aquí le está dando una pista importante al animal de bellota, añado- la señora, por llamarle de alguna manera, se cierra en banda y sin mediar palabra, con un lenguaje corporal propio del de las vacas del pueblo que ya se han “escapau”, hace todo lo humano y lo inhumano por salir a la calle pero con el brazo bien agarrado al pomo de la puerta para que mi amigo no entre ni a tiros.

Mi amigo que no ha nacido ayer precisamente, se da cuenta de la jugada que el adefesio le pretende imponer y antes de que pueda rematarla, le da un empujón hacia adelante, se lleva el brazo de la momia, entra, y cierra la puerta con un brío y un empuje que ya quisiera para sí el equipo de forzudos de mi pueblo.

La otra se queda fuera con cara de pasmada.

Mi amigo narrándomelo todo con pelos y señales, cree que la interfecta ha salido mal parada y dolorida del embite.

Y luego, como quien se acaba de arreglar la barba al milímetro me interroga sobre quién puede ser la vecina de la casa con ese suspenso en conducta y tan mala educación.

Después de muchas preguntas y suposiciones, no consigo saber con quién ha tenido el encuentro mi colega.

El, tranquilo, añade: “no te preocupes que mañana mismo te vas a enterar por la portera”.

Leo la frase del día sabiendo que pase lo que pase al final se va a desvelar la incógnita.

https://reikiarjun.wordpress.com/2013/01/30/la-frase-del-dia-30-1-13-the-sentence-of-the-day/

A la mañana siguiente, bajo las escaleras con prisa porque he vuelto a quedar con mi amigo para hacernos una de esas visitas por las grandes superficies de Madrid que tanto nos gustan.
Estoy a punto de traspasar la puerta hacia la calle cuando Angelines, la conserja, que es más buena que el pan, me dice que si sé yo algo de un incidente con alguien de la casa.

Le doy mi versión de los hechos -la misma que me ha contado a mí mi amigo- sin ponerle cara todavía a la mula torda, cuando la portera me dice que la protagonista del altercado es la petarda de siempre, esa mujer que lleva con antipatía su negocio de productos argentinos: Mi querida Martalisia de los cataplines.

De todas las candidatas posibles tenía que ser precisamente ésta que es la antipatía hecha figura. Una mujer que no sonríe porque le duele el gesto y está plagada de prejuicios hacia todos aquellos que no sean ella misma y sus circunstancias.

Le desvelo el secreto mejor guardado a mi amigo y los dos coincidimos en que esto no ha hecho más que comenzar.

Yo, que soy más bien de mantener una actitud pacífica y sosegada, le pido al universo que no llegue la sangre al río mientras escucho una canción que me relaja y me inspira buenas acciones.

BSO La Vida de Pi 1. Pi’s Lullaby

Por lo demás qué quieres que te diga:

Continuará…

Bendiciones

Arjun

www.reikiarjun.wordpress.com

7 Respuestas a “Mi Diario (30-1-13): Incidente con Martalisia, la vecina petarda

  1. La bruja de Portobello

    ME ENCANTA TU FORMA DE NARRAR… LO PASO BIEN LEYENDOTE.
    BUENOS DIAS.

    • Cuando se trata de capítulos así como escabrosos prefiero contarlos un poco en clave de humor, para que no nos invada a nadie esa pesadez de cuerpo que sentimos cuando estamos enfadados o de mal humor.

      Y eso que la susodicha tiene un pase de muleta…

      Muchas gracias por tus palabras Bruja.

  2. A que va a ser la misma que montó el pollo, pollito pío, cuando pusiste el cartel que hicimos??

  3. Buenos días guapo, como siempre, de narración impecable y sin faltar detalle, solo te has saltado una cosa y probablemente será debido a tu educación, no se trata de una mula parda si no de una hija de puta, como verás yo que soy más barriobajero no tengo tanto miramiento.
    Un besazo

  4. A tres años justos de haberse escrtito estas letras, la susodicha sigue igual que siempre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s