Una Reflexión Otoñal (27-9-15)

paisajesot

Me acabo de enterar hace unas horas que un amigo de Palencia nos ha dejado.

Le conocía de toda la vida, como se conoce la gente de las ciudades pequeñas, de una manera afable y cercana. Su padre y el mío compartían profesión y eran buenos colegas: dos hombres de ley.

Le recuerdo guapísimo, de una belleza morena apabullante, varonil y siempre al lado de la que ha sido, es y será su compañera.

Compartimos también sin querer fechas entrañables: Su hijo mayor y mi hermana pequeña vinieron al mundo el mismo día, el mismo año y casi a la misma hora. Ya, ya sé que son cosas mías sacadas del cajón de las nostalgias.

Su partida me toca el corazón doblemente. Primero por los vínculos de amistad que nos unían: Su viuda, su cuñado y unos pocos pero buenísimos amigos en común; lo segundo es, si quieres más egoísta. Teníamos una edad muy parecida y, tal vez por eso, te das cuenta de lo efímera que es la vida.

Lo siento enormemente y desde el dolor nacen estas palabras.

Enciendo una vela, y me rodeo de pensamientos de afecto por él y su familia.

Descansa tranquilo, sereno y en paz, Jose.

Arjun Liébana. Madrid, 27 de septiembre de 2015

Harp Music Tibetan

8 Respuestas a “Una Reflexión Otoñal (27-9-15)

  1. Lo siento mucho Arjun, DEP

  2. Para todos Luz y Amor!!

  3. La verdad es que los amigos, los buenos amigos, están ahí para siempre.

    Besazos de Luz para todos ellos.

  4. Qué misterio la existencia… Y cómo se echa de menos a esos amigos y seres queridos que se han ido ya…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s