Pensamiento Simiente del 18 de diciembre 2015: Seguir siempre abierto a la vida

Tahití3

“Incluso al final de vuestra existencia podéis seguir siendo jóvenes si habéis comprendido lo que es verdaderamente la vida: una transformación incesante, una adaptación. Para la Ciencia espiritual, no hay jóvenes ni viejos, sino sólo seres que tienen la tarea de trabajar sobre sí mismos para mantener e intensificar la vida en ellos.

Nadie debe decir: «Han pasado los años, soy viejo y no puedo hacer más esfuerzos». El que cree justificar su inercia con su edad, disminuye el número de días que le quedan todavía para alegrarse, porque introduce en él la imagen de la vejez, y esta imagen actúa muy negativamente sobre su estado psíquico y también sobre su estado físico. Que se concentre por el contrario en la juventud esforzándose por aprender siempre algo nuevo, para seguir abierto a la vida. Porque eso es la juventud, la verdadera juventud. Con los años, el cuerpo físico, por supuesto, pierde vigor y resistencia; pero incluso en el momento de la muerte, una mirada, una sonrisa, pueden tener todavía la expresión de la juventud.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: paisaje de Tahiti, noviembre 2015 (Véronique Corsat)

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s