Pensamiento Simiente del 4 de enero de 2016: Volver a la Casa del Padre

fonfonfonce

“Seguramente no lloraremos si un amigo querido ha tenido la gran suerte de mudarse de una casa humilde e incómoda a una mansión en la que entra la luz del sol y el terreno que la rodea es un conjunto inacabable de belleza, maravilla y placer. Diríamos que es un amigo afortunado y, con un poco de melancolía, ansiaremos el momento en que también nosotros podamos abandonar la carga de las tareas cotidianas y unirnos a él en su casa de luz y belleza”.

Hellen Keller (1880-1968), “La puerta abierta” (1957), p88, Plataforma Editorial. Imagen: amaneciendo en Foncebadón (León), 31 diciembre 2015 (El Trasgu de Foncebadón)

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s