Pensamiento Simiente del 3 de febrero de 2016: Más lúcidos, más pacientes, más generosos…

Toledocamp

“Alguien afirma con orgullo: «Yo, tengo convicciones y nunca las abandonaré, las defenderé hasta el final.» Y en efecto, lucha encarnizadamente contra los que no comparten su misma opinión. No se puede reprochar a la gente que tenga convicciones, pero deberían preguntarse a veces si son válidas y si no ganaría más revisándolas. Desde el punto de vista de la sabiduría, la actitud de ciertos hombres y mujeres de convicciones es más bien orgullo, tozudez o tontería, y las consecuencias pueden ser terribles: el fanatismo, la crueldad.

La convicción no es necesariamente una justificación, no impide a nadie cometer los peores errores: el hecho de estar convencido no supone que una opinión errónea sea una verdad. «Pero entonces, diréis, ¿cómo saber lo que valen nuestras convicciones?» Si ellas os hacen mejores, es decir más lúcidos, más pacientes, más generosos, más abiertos a los demás, conservadlas. Pero si este no es el caso, no tenéis de qué enorgulleceros: tratad de revisarlas severamente.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: escena en el campo de Toledo, 30 enero 2016 (Carchín Oriol)

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

2 Respuestas a “Pensamiento Simiente del 3 de febrero de 2016: Más lúcidos, más pacientes, más generosos…

  1. Cada día estoy más dispuesta a revisar “mis convicciones”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s