Consideraciones elementales sobre el aprendizaje y la práctica de Reiki

rei

Cuando me inicié al primer nivel de Reiki, en India, allá por el año 1992, por supuesto que no me imaginaba lo importante que iba a ser su práctica y aprendizaje en mi vida, ni tampoco la evolución que iba a tener su enseñanza y su divulgación por el mundo en un período de tiempo tan corto.

Por eso es necesario que tengamos en cuenta unas cuantas consideraciones:

En mi época de estudiante de primer nivel, hace ahora 24 años, como digo, había muy pocos maestros que enseñaran Reiki en España. Con absoluta unanimidad, todos seguían una forma de la práctica casi idéntica.

Los talleres duraban para todos los estudiantes, o un fin de semana completo o cuatro días seguidos, ya fueran de mañana o de tarde.

Otro aspecto importantísimo, es que todos y cada uno de los maestros se ajustaban a cobrar exactamente la misma cantidad de dinero. En aquellos tiempos, el precio del primer nivel era de 150 dólares americanos, unas 20 mil pesetas al cambio; el del segundo 500 dólares y 60 mil pesetas al cambio y 10 mil dólares la maestría, un millón de las antiguas pesetas

Repito: Todos cobraban lo mismo.

Ahora, en 2016, el precio sigue siendo el mismo, 150, 500 y 10 mil dolares americanos, y en Europa 150, 500 y 10 mil euros por cada uno de los tres niveles.

Los estudiantes, por lo tanto, se iniciaban a Reiki fundamentando su interés en las enseñanzas que aportaba una tradición casi centenaria, y en la propia elección por afinidad, proximidad o simpatía con el maestro digno de su elección, pero nunca por dinero. Que cuadraran las fecha también era importante a la hora de dar el paso, pero nunca se anteponía el dinero a los intereses de los estudiantes por entrar en el mundo de la práctica con reiki.

El número de estudiantes, además, estaba limitado a un máximo de 10 por iniciación.

Y por último, todos respetaban los tiempos de iniciación entre nivel y nivel. Nadie dejaba iniciarse al nivel siguiente a sus estudiantes, a menos que estos hubieran pasado el mínimo de un año de práctica con las enseñanzas de primer nivel.

Llegar a la maestría suponía un camino de años de aprendizaje.

Nada que ver con lo que viene sucediendo desde hace años en todo el mundo, y de manera especialmente llamativa en España.

logoreikii

¿Cómo hemos llegado a esta situación, donde no se respeten los precios y cada “maestro” de Reiki, cobra lo que le apetece?.

¿Cómo es posible también que ya no se reconozcan los tiempos de práctica y aprendizaje de cada nivel y en un mismo día, en una mañana, se hagan “iniciaciones” de primero, segundo y hasta de maestría juntas?.

¿Cómo se puede entender que ahora los “maestros” acepten en sus talleres a 20,30, 40 o más alumnos por iniciación?

¿Y por qué nadie quiere aceptar que ahora mismo hay más de dos millones de formas de practicar Reiki, de las cuales más del 99% de estas formas no se ajustan a la esencia de la práctica primera?.

La respuesta es muy sencilla y se basa en la ley de la oferta y la demanda. Así de claro.

En algún momento de mediados de los años 90, algún lince de las finanzas vio el negocio y dicho y hecho, “se hizo maestro”.

Si hasta ese momento, como ya hemos avanzado anteriormente el precio era único y universal para todo el planeta. Entonces ¿qué crees que se le pudo ocurrir a este lince de las finanzas para darse a conocer y entrar en el mercado?. Exactamente rebajar el precio de los talleres y empezar con las ofertas.

De esta manera, con los precios más baratos y con más niveles juntos por iniciación, la gente ya no anteponía su interés por aprender a practicar Reiki, sino que imponía su criterio crematísitico a todo lo anterior. Cuantos más niveles aprendiera en menos tiempo y cuanto más baratos fuera toda la formación, mejor para el estudiante y por supuesto, negocio redondo para el “maestro” de Reiki.

Este sistema ultarcapitalista que estamos viviendo,-padeciendo, diría yo- es un auténtico fagocitador de todo lo que toca. Y lo que está pasando con Reiki, no es una excepción.

Estos “maestros” de Reiki de nuevo cuño anteponen precios baratísimos, pero no son conscientes de que lo que enseñan se queda en unos niveles de superficilidad que tocan el ridículo. No se puede resumir la enseñanza, práctica y desarrollo de esta Energía Universal de Vida diciendo que “funciona”, como si estuvieran hablando de una máquina expendedora de refrescos, que por supuesto funciona si le metes la monedita de turno.

A casi todos se les olvida que ser Maestro de Reiki, -ahora sí, sin entrecomillados- es una tarea que requiere el cien por cien del tiempo, energía y dedicación de quien toma esa decisión en su vida.

He escuchado tantas veces frases tales como “Yo mi dinerito lo gano con ésta o aquella actividad profesional, pero no cobro por Reiki, ni por enseñar a practicar a la gente, porque estamos hablando de energía y eso no tiene precio”, que ya no sé si reírme o echarme directamente a llorar.

Arjunmetro

Dejé mi trabajo como locutor de radio, estupendísimamente bien remunerado, al año y medio justo de iniciarme al primer nivel, en 1993, después de sentir muy profundamente que mi vida iba a dar un giro completo al dedicarme en cuerpo y alma a este sistema de sanación natural.

No te exagero cuando te digo que mi formación como maestro de Reiki comenzó en 1995 y terminó, académicamente hablando, en 2014.
Mi vida está dedicada enteramente a la práctica, enseñanza y divulgación de Reiki donde quiera que me llamen o requieran de mi presencia.

Y lo que queda todavía por aprender…

Y te garantizo que vivo cada conferencia que imparto sobre Reiki, cada sesión de Reiki, y cada taller a los distintos niveles de Reiki, como si fuera la primera vez, con todo mi corazón y toda mi alma.

Y después de 20 años como maestro, todavía no he tenido ningún alumno candidato a maestro, porque el nivel de responsabilidad requerido para tal fin es tan grande que nadie todavía ha querido dar conmigo ese paso, ni yo mismo me he sentido preparado para tamaño acontecimiento.

Así que te pido por favor que volvamos a la antigua usanza y si en algún momento has pensado dar el paso para iniciarte a Reiki, tengas en cuenta el nivel de preparación y dedicación del maestro que te va a asistir en semejante viaje inicático, el grado de afinidad con el maestro por ti elegido y las ganas de compromiso con sus enseñanzas.

Pero nunca, nunca, nunca, lo hagas por dinero. Y desde luego, porque sea más barato.

Que el dinero no sea la razón principal y sí lo sea el sentido común.

Muchas gracias

Arjun Liébana. Madrid, 16 de febrero de 2016

2 Respuestas a “Consideraciones elementales sobre el aprendizaje y la práctica de Reiki

  1. Gracias por explicarte tan bien, Arjun! 🙂

    • No queda otra, Isa. Hay que traer claridad a un mundo turbio y oscurecido por las sombras.

      Reiki es Luz, es luminosidad y explicarlo desde la sencillez es mi cometido, y como mi Maestro de Reiki, es una de mis labores.

      Gracias a ti, de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s