Pensamiento Simiente del 24 de febrero de 2016: La mayor recompensa

Palenev1

“Puesto que los seres humanos son vuestros hermanos y hermanas, tratad de ayudarles y manifestadles vuestro amor sin esperar nada a cambio. Al hacer esto, ya tenéis la recompensa: esa dilatación interior, ese calor que os colma cuando amáis. Ésta es vuestra recompensa, y no existe nada más grande en la vida. Vuestro corazón se vuelve entonces como una fuente de agua viva.

Los humanos esperan siempre ser recompensados por el bien que han hecho. Pero el que ha comprendido el secreto del amor no espera nada. Ni siquiera piensa que puedan darle algo a cambio, porque saborea ya una felicidad que ninguna otra cosa podría proporcionarle. Como no le falta nada, no espera nada; rebosa felicidad, irradia, y se gana la confianza de numerosos amigos. ¿Dónde encontraréis una recompensa mayor que ésta?”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camporredondo de Alba, Palencia, 22 de febrero de 2016 (cortesía de Marga Lamoca).

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s