Mi Diario (27-4-16): Los miércoles viene Hermes

desayuno3

Buenos días nos dé Dios y a veces también San Pedro.

Ha amanecido para mi una jornada un poco complicada desde el principio.
 
Quedo con mi madre a desayunar, que está por los madriles con una amiga. Le digo que voy a llegar diez minutos tarde. La razón es que me voy a arreglar la barba. Que ya sabes cómo son las madres, da igual que tengas casi 60 años.
 
Me voy a un chino (y juro que no vuelvo) por tratarse de una urgencia; la china me recorta las canas igual que si estuviera currando en una peluquería canina.
 
Me digo para mis adentros: “Empezamos bien”.
 
Antes de que la sangre se me convierta en otra cosa, y no me estoy refiriendo al vino, me viene a la cabeza la frase de hoy;  parece que me voy aliviando por momentos.
 
Salgo con mi carita de nacido en Uppsala (Suecia), -yo me considero más nórdico que otra cosa pero a la gente le digo que soy de Palencia-  y me encamino, digo, al lugar de encuentro con mi madre y su amiga.
 
Llego tarde lo prometido, menos de diez minutos. Pregunto en recepción. Allí no tienen constancia de que se aloje mi madre con su amiga. Espero en un tresillo muy mono que tienen a la entrada. Vuelvo a preguntar. Primero por el nombre, luego por los apellidos, después hago una descripción física de las susodichas. Les comento a los recepcionistas que son las dos de Palencia, ellas sí. Los de la entrada se pasan la pelota el uno al otro, porque allí no saben nada de nada.
 
Ante esta situación, empiezo a comprender a Jeff Foster y lo que quiere decir romper el ciclo del abandono.
 
 
Abandono, precisamente,  el hotel y me meto en el supermercado de unos grandes almacenes para comprarme algo para el desayuno.  La espera de más de 30 minutos  ha sido baldía.
 
Salgo del supermercado y me voy a casa.
 
Entre medias te digo que se le acaba la pila al móvil, que es como decir, justo lo que me faltaba.
Thor
 
Le doy un golpe al aparato, pobrecito mío, y la pantalla se hace literalmente añicos. Pero todavía funciona.
 
Me llama mi madre diciéndome que dónde estoy, le digo que en casa. Se corta la conversación. Me ataco un poco, porque uno es zen hasta que deja de serlo.
 
Suena el teléfono de nuevo, no es mi madre; es la amiga. Me dice que me han estado esperando…pero en otro hotel del que yo nada sabía. Me acuerdo de Thor y de Odin, pero lo hago en voz baja, como buen nórdico que soy.
 
Resumiendo: Amablemente me dicen que si podemos quedar hoy a comer, que al final, sin consultárselo a nadie, han decidido quedarse un día más por la capital del reino. Les digo que sí, aunque con la boca pequeña.
 
Nos vemos a las dos en un restaurante próximo al hotel, pero antes me percato de que existe y de que está donde me dicen que está.
 
Todo bien.
 
Y justo hoy, el pensamiento simiente habla de lo importante que es la alimentación.
 
 
Así está hoy el dios Mercurio, que para los griegos era Hermes, el portador de noticias.

Una mañana de locos.

 Buen provecho.
 

Crazy P – Like A Fool

11 Respuestas a “Mi Diario (27-4-16): Los miércoles viene Hermes

  1. me encanta Arjun, me he reido mucho y tambien he llorado un poco!! Feliz comida con tu madre y su amiga.

  2. Pero me queda una duda ¿quién se había equivocado de hotel?????

    🙂

    Bsssssss

    ¿qué tal la comida?

    • Mi madre, María Jesús, que me dijo que estaban en un hotel. Fui a verlas y allí no había nadie. Luego,hablando por teléfono, me dicen que están alojadas en otro distinto.

      La comida, muy entretenida.

      Besos 😀 😀 😀

  3. Me lo he imaginado como un guión cinematográfico … y la verdad que me ha provocado la sonrisa !!! Creo que es por la forma tan desenfada y simpática en que lo cuentas!!! jeje (sorry 😉 ) Y porque me encanta aprender de los demás a ver cómo las cosas se pueden tomar un poco con humor… que me había vuelto yo un poco seria,vaya! 😀 Gracias por compartir!!

    • Es que la mañana ha sido de traca. Ha habido momentos en que he tenido una tensión emocional muy potente, sobre todo conmigo mismo. Luego, he respirado hondo y sanseacabó el drama.

      La comida con ellas, ha estado muy entretenida y entrañable. No he podido ir a despedirlas a la estación porque tenía un compromiso ineludible a la misma hora y porque habían dicho que se iban ayer y no hoy, como finalmente ha sido.

      La tarde-noche, también muy hermosa. He quedado con un amigo que me está enseñando mucho.

      Gracias a ti por tu presencia, Isa. 😉 😉 😀 😉

  4. Qué genial eres Arjún! … qué bien se te da contar la vida misma… tienes un humor como ingrediente principal que pa qué! jejejje Un abrazooo enorme y me alegra que nos cuentes tanto! Una alegría que disfrutes con la mami y su amiga, ole con ole! y seguro que estarás guapo con la nueva barba!!! VOTO POR ELLO! 😉 Besos y buen día! 😉

    • Muchas gracias Elena. El toque de humor es fundamental para quitarle hierro, dolor y sufrimiento a la vida. Ya sabes que con esos tres ingredientes no avanzamos mucho ni poco.

      La ausencia de barba o la barbita corta, me hace parecer más jvencillo., y eso a la mami siempre le agrada.

      Ahora a esperar a la siguiente. 😉 😉 🙂 😉

      Besos de abril 😀 😀 😀

  5. jajaja, si es que lo que no te pase a ti!! yo me parto contigo y tus despistes que ya sé de dónde te vienen Arjunson de Palenciaupsala, jajaja

    • Los nórdicos despistados los somos y mucho. Es por la falta de luz. Esos inviernos eternos donde uno ya no sabe qué hacer.

      Pero el despiste no fue mío, sino de mi madre que me dijo una media docena que se quedaban en un hotel. Me enteré de que estaban en otro en una de las conversaciones posteriores a mi espera.

      Unas risas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s