Pensamiento Simiente del 16 de mayo de 2016: Las riquezas del espíritu

Marruecos4.jpg

“Experimentar sin cesar nuevas necesidades, es evidentemente un signo de evolución; pero esta avidez, esta voracidad que impulsa a tanta gente a buscar su satisfacción en el plano físico, es lo que les lleva a devastar y a polucionar el planeta y conduce a la humanidad a la catástrofe. Muchos son conscientes de ello, pero se obstinan en esta vía ¿Por qué? Simplemente porque ignoran qué es lo que deben buscar y dónde buscar: no se conocen, no han tratado nunca de explorar su mundo interior para descubrir en él las verdaderas riquezas.

Si los humanos supieran que el Creador ha depositado en ellos, en estado sutil, el equivalente a todo lo que pueden encontrar en el universo, en lugar de querer acaparar todo lo que está al alcance de sus manos, se alimentarían y se embellecerían con las riquezas que descubrirían incesantemente en ellos, las riquezas del espíritu. Y entonces, no sólo no destruirían nada, sino que todo lo que después realizarían en el plano físico, estaría marcado con el sello del espíritu.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Imagen: Essouira, Marruecos, 7 de mayo 2016 (cortesía de Jaime Blanco)

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

2 Respuestas a “Pensamiento Simiente del 16 de mayo de 2016: Las riquezas del espíritu

  1. Se puede vivir con tan poco en el plano físico y material, que parece mentira…y la sensación de ligereza que te aporta…
    ¡Otra materia pendiente de la Educación!: preparar personas dispuestas a conocerse a sí mismas….! Pero el Sistema quiere todo lo contrario: que vivamos hacia fuera (no entendido hacia los demás, ni mucho menos…ojalá!!) sino hacia el consumo abrumador y cerrados a escuchar lo que dentro de cada uno ocurre… totalmente desconectados del corazón…
    La Vida puede ser mucho más fácil y plena, y mira que la complicamos al “llenarnos de cosas que en realidad solo nos vacían”…
    Besos

  2. Una sociedad entretenida en consumir sin medida, es una sociedad enferma y manipulable, alejada del corazón y del medio en el que se desenvuelve (en este caso del medio ambiente).

    No puedo añadir mas a lo que tú ya has señalado Isa, por estar totalmente de acuerdo contigo.

    Mas besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s