Pensamiento Simiente del 8 de junio de 2016: Que el amigo habite en nosotros definitivamente…

Palermo

“Supongamos que acaba de estallar una disputa entre los miembros de una familia: ¡qué espectáculo, qué estruendo! De repente, un amigo que todos aprecian y respetan llama a la puerta… Inmediatamente todos se esfuerzan en poner buena cara, e incluso se miran amistosamente para que el amigo no se de cuenta de que estaban en plena tragedia.

Seguramente habréis tenido la ocasión de vivir esta experiencia, ¿no es cierto? Entonces, ¿por qué no extraer conclusiones para vuestra vida interior? Cuando estalla el desorden en vosotros, si os ponéis a rezar con mucho entusiasmo, podréis comprobar que, de repente, todo se apacigua y volvéis a sentir calma y alegría. ¿Por qué? Porque ha venido a visitaros un amigo, y en su presencia todos los demás habitantes interiores, temiendo mostrarse groseros, se tranquilizan. Y si le rezáis a este amigo con más frecuencia y fervor para que no se vaya más, para que se quede y habite en vosotros definitivamente, que se instale en el centro de vosotros mismos, cuando esto suceda, la paz y la luz reinarán en vosotros para siempre.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Bosques de Palermo, Buenos Aires, 5 de junio de 2016 (cortesía de Marta Sierra)

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s