Pensamiento Simiente del 13 de junio de 2016: Vibrar al unísono con toda la belleza del universo

valmayor1

“De aquél que se siente herido, ofendido, con facilidad se dice que es sensible. No, la verdadera sensibilidad es una total apertura a la belleza y a la luz del mundo divino, y un cierre a todas las fealdades y absurdidades del mundo humano. Así pues, lo que se llama generalmente sensibilidad, es decir la capacidad de sentir dolorosamente la indiferencia, el desprecio, las críticas y las ofensas, no es en realidad más que susceptibilidad, sensiblería. Entonces, ¿qué queda para estos pobres desgraciados, para quienes no existe ni el Cielo, ni los ángeles, ni los amigos, ni la belleza, sino sólo la gente injusta, malvada y malintencionada?

No debemos confundir sensibilidad con sensiblería. La sensiblería es la manifestación enfermiza de un «yo» pobre, mezquino, estrecho y neurálgico. La sensibilidad, por el contrario, es un grado superior de la evolución que pone a un ser en relación con las regiones celestiales y le permite vibrar al unísono con toda la belleza del universo.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Embalse de Valmayor al fondo, Madrid, 11 de junio de 2016

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s