Archivo de la etiqueta: fundación ananta

Pensamientos de febrero (22-2-18): un silencio en el que vuestra alma y vuestro espíritu puedan concentrarse en la Fuente de la Vida

Toledo.jpg

“La vida cotidiana de los humanos es un encadenamiento ininterrumpido de preocupaciones y de actividades que les proyectan a la periferia de su ser. Llegan exhaustos al final de la jornada, con la sensación de que en lugar de aportarles algo constructivo, esas actividades les han vaciado. ¡Cuántas veces vosotros mismos habéis experimentado esto!

Para romper este engranaje que os agota, pensad varias veces durante el día en hacer una pausa : permaneced algunos minutos en silencio, pero un silencio intenso, vivo, un silencio en el que vuestra alma y vuestro espíritu puedan concentrarse en el Creador, la Fuente de la Vida, dirigirse a ella. Ejerciendo así regularmente vuestra facultad de concentración, llegaréis a escapar, al menos por algunos instantes, a los pesares y nerviosismo de la vida cotidiana, y estaréis mejor armados para afrontar las dificultades que os esperan. Constataréis entonces cuán útil es saber desprenderos, de vez en cuando, de toda preocupación concentrando exclusivamente vuestro pensamiento en el mundo divino.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: atardecer en provincia de Toledo, septiembre 2017, cortesía de Carchín Oriol

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de febrero (21-2-18): la paciencia es una cualidad que debe acompañar a todas las demás

Madrid

“Sean cuales sean las dificultades que tenga que superar, podemos decir que el que no se deja nunca abatir, llegará muy lejos. Preguntáis: «No dejarse nunca abatir, ¿cómo es eso posible?» Con buena voluntad. Sí, con buena voluntad, porque sólo con la voluntad, no basta. Ante las dificultades, no basta con apretar los dientes o los puños diciendo: «Aguantaré», porque así no es seguro que se logre ser más fuerte que los acontecimientos, y podéis agotaros.

Lo que llamo buena voluntad es una voluntad sostenida por un intelecto que trata de comprender los acontecimientos y de extraer una lección de los mismos, y por un corazón siempre abierto a los demás. Esta buena voluntad es también una forma de paciencia. Nada la desanima. Por eso la paciencia es una cualidad que debe acompañar a todas las demás: hay que ser sabio y paciente, hay que ser generoso y paciente, hay que ser fuerte y paciente, porque si no, todas estas cualidades que son la sabiduría, la generosidad, la fuerza, etc., pierden rápidamente su poder.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: atardecer en Madrid el 18 de febrero de 2018, cortesía de Carchín Oriol

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de febrero (19-2-18): ciertamente lo comprenderemos un día…

Miguel

“Innumerables entidades del mundo divino se ocupan de preparar las condiciones de nuestro éxito, de nuestra felicidad, pero no queremos reconocerlo. ¿Por qué? Porque los acontecimientos se presentan ante nosotros de una manera diferente a lo que imaginábamos o esperábamos. Pero si lo que esperamos se realizara tal como lo habíamos deseados, quizás nos veríamos expuestos a complicaciones y decepciones mayores. ¿Habéis pensado en ello?

La Sabiduría divina responde a nuestras peticiones. Pero lo hace a través de acontecimientos que no comprendemos. Sí, todavía no somos lo suficientemente clarividentes para interpretar los signos que nos revelarían la razón de estos acontecimientos, los encuentros que realizamos, o de la presencia de ciertas personas a nuestro alrededor. Ciertamente lo comprenderemos un día. Mientras tanto, debemos confiar en el Cielo que lo ha previsto todo para nuestra evolución.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: ermita de San Miguel de Gormaz, Soria, febrero 2018, cortesía de José María Aldea

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de febrero (20-2-18): … entrar en contacto con las corrientes y las entidades del mundo de la luz

Soria

“El silencio revela el grado de evolución de los seres. Por eso en vuestros gestos, en vuestras actividades, en todas vuestras manifestaciones cotidianas, aprended a amar y a cultivar el silencio. ¿Por qué la gente se deja llevar y hablan fuerte, gritan, zarandean los objetos, dan portazos? Estos comportamientos son desagradables para su entorno, y son igualmente perjudiciales para ellos mismos. ¿Pero acaso se dan cuenta? La mayoría de ellos no. Tales como son, así se manifiestan; se encuentran muy bien así, y los demás tienen que soportarles. Pues bien, este egoísmo es muy perjudicial para su evolución.

Procurad pues no molestar a los demás haciendo ruido. Así vais a desarrollar en vosotros cualidades de atención, de sensibilidad, de delicadeza, y crearéis en vosotros las mejores condiciones para entrar en contacto con las corrientes y las entidades del mundo de la luz.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen:nevada en Madreduano, Soria, febrero 2018. Cortesía de José María Aldea

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de febrero (16-2-18): recurrid a los mejores pensamientos para que os acompañen en este viaje…

vietnam

“Habéis pasado un buen día. Pero he ahí que al final de la tarde se produce un incidente que os inspira tristeza y desánimo. No os acostéis antes de haber hecho un trabajo interior para liberaros de este estado. Si no, al día siguiente, cuando os despertéis, constataréis que todo lo que habíais vivido de bueno el día anterior, se ha borrado por el incidente que se produjo al final de la tarde, y es esta sensación la que queda grabada en vosotros. Diréis: «Pero, ¿cómo es posible que ese momento desagradable haya sido capaz de borrar toda una jornada pasada en armonía y paz?» Pues sí, justamente, porque nada queda sin consecuencias, y cualquier preocupación que hayáis experimentado al final de la jornada seguirá viva al día siguiente si no hacéis nada para neutralizarla.

Cada noche, en el momento de acostaros, esforzaos por expulsar todo lo que pueda oscurecer vuestra conciencia. Recurrid a los mejores pensamientos y a los mejores sentimientos para que os acompañen en este viaje que vais a hacer al otro mundo. Así eempezaréis el día siguiente sintiéndoos libres y llenos de ánimo.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: flor de Vietnam, 12 febrero 2018, cortesía de My Hang

Más información:
http://www.fundacionananta.org

Pensamientos de febrero (14-2-18): reviviréis de nuevo las mismas sensaciones de pureza, de libertad, de luz…

Healer

“Intentad deshaceros de esa mala costumbre que consiste en guardar cuidadosamente el recuerdo de todo lo que os ha hecho sufrir. Lo lleváis con vosotros, os obsesionáis con él, lo rumiáis, le dais vueltas una y otra vez. Es peligroso volver siempre hacia los acontecimientos penosos. Evidentemente, no os aconsejo que tratéis de olvidar esos acontecimientos de forma inmediata, porque si han ocurrido, es porque hay una razón. Es necesario comenzar por analizarlos bien para sacar conclusiones útiles para el futuro, y después no volver más sobre ello.

¿ Por qué agravar y prolongar todavía más el mal que habéis sufrido ? Procurad más bien recordar los momentos luminosos de vuestra existencia, estudiad gracias a qué y cómo han sucedido. Recordadlos a menudo, exactamente igual como cuando volvéis a escuchar una música que amáis, y reviviréis de nuevo las mismas sensaciones de pureza, de libertad, de luz”.

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Pintura de Nicholas Roerich: St. Panteleimon the Healer (1932)

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de febrero (13-2-18): los pies en la tierra, la mirada en el cielo

Calle

“Atender las pequeñas cosas o grandes que nos toque hacer, intentando hacerlo limpios de ánimo y con los pies en la tierra y la mirada en el cielo es quizás la mejor contribución que podamos dar al mundo.

Sí, efectivamente, las manos en la obra y la mente conectada con lo Alto, y lo que decía Vivekananda: «Haz, haz, haz, pero que ni una sola onda de inquietud alcance tu cerebro».”

Conversación con Ramiro Calle, 9 de febrero de 2018. Imagen: Tibet 1936-47, pintura de Nicholas Roerich

Más información:
http://www.fundacionananta.org