Archivo de la etiqueta: materia

¿Qué es un Chakra?

chakras

¿QUÉ ES UN CHAKRA?
por: Michelle Fondin

El vocablo sánscrito chakra se traduce literalmente como “rueda” o “disco”. En el yoga, la meditación y el Ayurveda, este término hace referencia a las ruedas de energía en todo tu cuerpo.

Existen siete chakras principales, que forman una línea en la columna, comenzando en la base de la columna hasta llegar a la coronilla. Para visualizar un chakra en el cuerpo, imagina una rueda de energía en movimiento donde se unen la materia y la conciencia. Esta energía invisible, llamada Prana, es la fuerza vital que nos mantiene vivos, saludables y vibrantes.

La importancia de los chakras principales en el cuerpo

Estas ruedas de energía en movimiento corresponden a grandes centros nerviosos en el cuerpo. Cada uno de los siete chakras principales contiene haces de nervios y órganos importantes, así como nuestros estados psicológicos, emocionales y espirituales del ser. Puesto que todo en el sistema de energía mente-cuerpo está en movimiento, es esencial que tus siete chakras principales estén abiertos, alineados y fluyan. Si hay un bloqueo, la energía no puede fluir. Piensa en algo tan sencillo como el desagüe de la bañera. Si dejas que una gran cantidad de cabello se vaya por el desagüe, se tapará y la bañera se llenará de agua, que se estancará y con el tiempo acabarán por crecer ahí bacterias y moho. Lo mismo sucede con nuestros cuerpos y los chakras. El caso de la bañera es sencillo de arreglar, porque es una cuestión física.

Mantener un chakra abierto es un tanto más complejo, pero no es tan difícil cuando se tiene conciencia. Dado que la mente, el cuerpo, el alma y el espíritu están íntimamente conectados, la conciencia de un desequilibrio en un área ayudará a que las demás vuelvan a equilibrarse. Pensemos, por ejemplo, en una esposa que acaba de perder a su marido. Se enferma de bronquitis aguda, la cual permanece en el pecho, y luego le duele el pecho cada vez que tose. En este caso, vemos que todo el chakra del corazón tiene un problema. Si ella se da cuenta de la conexión entre la pérdida y la bronquitis, la cura se producirá mucho más rápido si honra el proceso de duelo y busca tratamiento, al igual que para la enfermedad física.

chakras2

Los chakras de la materia

Los tres primeros chakras, ubicados a partir de la base de la columna vertebral, son los chakras de la materia. Son de una naturaleza más física.

El primer chakra: El Muladhara es el chakra de la estabilidad, la seguridad y de nuestras necesidades básicas. Abarca el coxis, la vejiga y el colon. Cuando este chakra está abierto, nos sentimos seguros y sin miedo.

El segundo chakra: El chakra Svadhisthana es nuestro centro sexual y de creatividad. Se encuentra arriba del hueso púbico, por debajo del ombligo, y es responsable de nuestra expresión creativa.

El tercer chakra: Manipura significa gema lustrosa y abarca la zona desde el ombligo hasta el esternón. El tercer chakra es nuestra fuente de poder personal.

El cuarto chakra: La conexión entre materia y espíritu

Situado en el centro del corazón, el cuarto chakra, Anahata está en medio de los siete y une los chakras inferiores de la materia con los chakras superiores del espíritu. El cuarto chakra también es espiritual, pero sirve como un puente entre nuestro cuerpo, mente, emociones y espíritu. El chakra del corazón es nuestra fuente de amor y conexión.

Cuando nos ocupamos de nuestros chakras físicos, o los tres primeros, podemos abrir los chakras espirituales más plenamente.

chakras3

Los chakras del espíritu

El quinto chakra: Vishuddha es el quinto chakra, que se encuentra en la zona de la garganta. Ésta es nuestra fuente de expresión verbal y la capacidad de hablar nuestra verdad superior. El quinto chakra abarca cuello, tiroides y glándulas paratiroides; mandíbula, boca y lengua.

El sexto chakra: El chakra Ajna se encuentra entre las cejas. También se conoce como el chakra del “tercer ojo”. Ajna es el centro de la intuición. Todos tenemos un sentido de intuición, pero tal vez no escuchemos o prestemos atención a sus advertencias. Concentrarnos en abrir el sexto chakra nos ayudará a perfeccionar esta habilidad.

El séptimo chakra: El chakra Sahaswara, o el chakra del “loto de los mil pétalos”, se encuentra en la coronilla. Éste es el chakra de la iluminación y la conexión espiritual con nuestro yo superior, con los demás y, en última instancia, con lo divino. Se encuentra en la coronilla.

Claves para alinear los chakras

Identificar y hacer conciencia de cuáles de tus chakras están fuera de balance es la clave para alinearlos. Nuestros cuerpos están en un flujo constante entre el equilibrio y el desequilibrio. A menos que tengas un problema aparente en un área del cuerpo, los desequilibrios pueden ser difíciles de detectar. Dicho esto, es bueno hacerte consciente de tu cuerpo/mente y empezar a aprender sus señales y pistas.

Por ejemplo, el estreñimiento frecuente puede indicar un bloqueo en el primer chakra. La garganta que se inflama con frecuencia indica que hay un bloqueo en el quinto chakra. Los dolores de cabeza frecuentes en la zona de la frente pueden significar que tu sexto chakra está bloqueado.

En los siguientes artículos sobre los chakras, exploraremos cada uno de los siete chakras principales a profundidad y te daremos consejos para alinearlos.

Nota del editor: Éste es el primer artículo de una serie. Estén atentos para conocer a profundidad cada uno de los siete chakras y aprender cómo usarlos para encontrar más equilibrio.

Más Información:
https://choprameditacion.com

Pensamiento Simiente del 11 de enero de 2016: La síntesis

Valmayor

“¿Qué es el análisis? Un descenso a la materia. ¿Y la síntesis? Una subida hacia el espíritu. Cuanto más se sube, más se pierde la visión del detalle de las cosas, pero aparece el conjunto… Cuando más se sube, más se está obligado a hacer una síntesis, y gracias a esta síntesis se comprende la unidad, porque se descubre bajo un principio único la unión que existe entre una multitud de hechos y objetos. Es así como se camina hacia el saber verdadero, hacia el verdadero poder, pero también hacia la salud y la alegría.

Saber, significa mirar desde el punto de vista más elevado para tener una visión de la totalidad. Y de la misma manera, el poder, la salud y la alegría sólo se obtienen a través de la unificación de todas las energías y de su convergencia hacia un punto único, allí dónde ya no existe la división ni la separación.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: pantano de Valmayor (Madrid), 25 diciembre 2015

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

Pensamiento Simiente del 22 de octubre de 2015: Las alegría más sutiles vienen a visitarnos

laguito

“El ser humano viene a la tierra para trabajar sobre la materia: tanto sobre su materia física, como también, y sobre todo, su materia psíquica. Esta idea no debe nunca abandonar a quien aspira vivir la vida espiritual. A cada obstáculo, a cada prueba que encuentra, en lugar de quejarse y desanimarse, debe procurar movilizar todas las facultades que ha recibido del Creador, con el fin de dar cada vez un paso más en el camino de la luz.
Vivir la vida espiritual es una preocupación de cada instante. Nunca debemos sentirnos satisfechos de lo que somos, sino poner a trabajar nuestro intelecto, nuestro corazón y nuestra voluntad para eliminar lo que permanece todavía oscuro, desarmonioso en nosotros, y atraer las partículas más puras. Es así que, poco a poco, todo nuestro ser vibra de manera diferente, nuestra estructura etérica se modifica, se nos dan nuevas posibilidades y las alegrías más sutiles vienen a visitarnos.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Embalse de Valdecañas, a la altura de Valdehúncar, Cáceres, 21 octubre 2015

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org

Pensamiento Simiente del 17 de septiembre de 2013: Desde la consciencia del alma

carnac

En Contigo Somos + Paz el domingo se nos habló de la mirada del alma

En la mirada desde el alma podemos percibir una mutación física en la que la expresión cambia.

Se nos invitó a vivir la vida cotidiana (la vida en la materia) desde la consciencia del alma, para así espiritualizar la materia.

Intentar vivir desde la consciencia del alma un día tras otro produce en nosotros cambios profundos, que también tienen su dimensión física.

Es una lluvia fina, de la que no somos conscientes, que irá asentando en nosotros la paz, el amor, la verdad, la alegría y la pureza, que son características del alma.

Somos alma, pero normalmente vivimos de espaldas a ella, sin conexión, sin alimentarnos de ella, por lo que vivimos en mitades, sin plenitud.

Pero cuando está en contacto con el Ser, nuestra materia se vuelve viva y pura.

Ese es el gozo al que se refiere el pensamiento de hoy: la luz que puede llenar nuestra vida, la consciencia que nos pide vivir en plenitud, aquí en la tierra.

Omraam Mikhäel Aïvanhov

“De vez en cuando, deteneos durante el día para analizaros y ver lo que prepondera en vosotros: el espíritu o la materia. No podemos evitar la influencia de la materia: todos tenemos un cuerpo físico que necesita comer, beber, hacer ejercicio, relajarse, dormir, y no debemos imponerle privaciones inútiles. El cuerpo físico debe estar en buena salud para servir de punto de apoyo, de soporte al espíritu, pero no es necesario para ello consagrarle tanto tiempo y atención.

Por lo tanto, vigilaros, y cuando os deis cuenta de que la vida divina, la vida del espíritu se ralentiza, porque el cuerpo físico está ahí reclamando sin cesar, intentad recuperaros para que esto no dure mucho. Cuando podéis satisfacer vuestro cuerpo físico y al mismo tiempo sentís este impulso, esta emanación, esta luz que son las manifestaciones del espíritu, entonces, regocijaros porque un día será él, el espíritu, el que triunfará.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Carnac, Bretagne, Francia, 8 de septiembre de 2013 (Lu Torralba)

Más información en la página de la Fundación Ananta:
http://www.fundacionananta.org