Archivo de la etiqueta: pensamientos de noviembre

Pensamientos de noviembre (30-11-18): cuando pase la tormenta…

Basaires

“Suceda lo que os suceda, no os alteréis ni os desaniméis, haced lo posible para que vuestro espíritu retome progresivamente el control de la situación. De esta manera conseguiréis descubrir vuestra verdadera libertad; porque solamente el espíritu es verdaderamente libre, se halla por encima de los acontecimientos. Cuando devolvéis a vuestro espíritu el lugar que le corresponde, algo os dice en vuestro interior que no son estos obstáculos y estas contrariedades las que pueden haceros perder vuestro equilibrio, vuestra paz, vuestro amor. Al contrario. Puesto que las experiencias luminosas que hicisteis anteriormente os enseñaron los valores sobre los que podíais confiar, uniros a estas experiencias, no pongáis en duda lo que experimentasteis de hermoso y grande, conservadlo como un viático en este difícil camino que debéis recorrer. Y cuando pase la tormenta, os daréis cuenta de que lo que hubiera podido haceros perder el valor, por el contrario os lo ha reforzado.”

omraamMikhael

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: primavera en Buenos Aires, 25 de noviembre de 2018 (cortesía de Marta Sierra)

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de noviembre (27-11-18): despertar el espíritu en nosotros…

MedinadeRioseco

“El destino no se deja conmover, pero nunca es cruel; es justo, eso es todo. Para hacer esta cuestión más fácilmente comprensible, tomemos la imagen de la balanza. Digamos que las faltas que cometen los humanos, van a acumularse sobre uno de los dos platillos, en tanto que todo lo que hacen de bueno, va a pesar sobre el otro platillo. Entonces, cuando llegue el momento de pagar por las transgresiones cometidas, sus buenos pensamientos, sus buenos sentimientos, sus buenas acciones, se presentan también para que el pago sea menos pesado.

Esto significa, pues, que nunca hay que dejarse llevar por el fatalismo aceptando pasivamente su suerte. No os digáis: “Puesto que mi destino es éste, no hay nada que hacer, debo padecerlo.” No, porque nunca olvidéis esto: el destino nunca se ensaña con nosotros para aplastarnos. Al contrario, el destino está ahí para obligarnos a despertar el espíritu en nosotros, a trabajar con el espíritu con el fin de que podamos crear un futuro mejor.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Dársena del Canal de Castilla, Medina de Rioseco, Valladolid, 17 de noviembre de 2018 (cortesía de Marga Lamoca)

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de noviembre (23-11-18): ¡Poseéis tantos tesoros enterrados dentro de vosotros!

Atlanta.jpg

“No esperéis que sean los demás los que os aporten la vida, el amor, el gozo. Sois vosotros primero los que debéis abrir las fuentes de la vida, del amor y del gozo. Para recibir, hay que empezar por dar. ¡Y poseéis tantos tesoros enterrados dentro de vosotros! ¿Por qué no hacerlos transparentes hacia el exterior? Dejad de lado todas las razones que tenéis para estar tristes, buscad más bien las que tenéis para estar alegres. Con la alegría damos, y con la tristeza tomamos. Si algunos días ya no podéis reír, es porque os habéis apartado del camino justo.

Tenéis preocupaciones… y os encontráis con un pariente, con un amigo, o con un simple conocido: esforzaros por recordar algo interesante, agradable para poder contarle, o incluso una anécdota divertida. ¡Reíros juntos! Haciéndole el bien a él, os lo haréis también a vosotros mismos, porque lo que él sienta os vendrá devuelto como un eco y aligerará vuestra carga.”

Omraam

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Colores del otoño en Atlanta, Estados Unidos, 21 de noviembre de 2018 (cortesía de Cristina Tamames)

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de noviembre (22-11-18): un inmenso trabajo interior…

arboleda

“Si Jesús pudo decir: «Aquél que cree en mí hará las mismas obras que yo hago, e incluso las hará más grandes», es porque pensaba que cualquier ser humano es de la misma naturaleza y de la misma esencia que él. ¿Por qué los cristianos han descuidado este aspecto de su enseñanza? Porque son perezosos, simplemente; no quieren hacer ningún esfuerzo para caminar sobre las huellas de Jesús. Dicen: «Como era el hijo de Dios, él era perfecto; es normal que hubiera manifestado un saber, unas virtudes y unos poderes excepcionales. Mientras que nosotros, pobres desgraciados, con nuestra naturaleza imperfecta y pecadora, sólo podemos ser débiles, egoístas y malvados.» No, no, este no es un argumento; todos los humanos son hijos de Dios exactamente como Jesús era hijo de Dios. La única diferencia, es que Jesús era consciente de su naturaleza y de su predestinación divinas, de que había ya trabajado en esta dirección en el transcurso de sus encarnaciones anteriores, y que vino a la tierra con inmensas posibilidades y una idea muy clara de su misión. Pero para cumplir esta misión, él tuvo, también él, que realizar un inmenso trabajo interior.”

omraamMikhael.jpg

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Arboleda en Madrid, 21 de noviembre de 2018

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de noviembre (19-11-18): las tiendas celestiales…

Aranjuez

“En las actuales condiciones de la vida sobre la tierra, ninguna persona razonable negaría la utilidad del dinero. Pero el dinero solo es útil en el plano material. En el plano psíquico, en el plano espiritual, no es dinero lo que necesitamos, sino luz, que es oro fluido. Si amáis la luz, sí sabéis cómo atraerla hacia vosotros, poseéis ya oro en el plano espiritual. Y cuanto más ricos seáis de este oro, mas posibilidades tendréis de ir a las tiendas celestiales a “comprar” lo que no podréis encontrar en ninguna otra tienda: la sabiduría, el amor, la verdad, el infinito, la eternidad…

Los sabios, los Iniciados, tratan de acumular la mayor cantidad posible de este oro y se enriquecen de cualidades y de virtudes a fin de beneficiar después con ellas a los demás. No se preocupan de ganar dinero – solo lo necesario para subsistir –, pero gracias a su luz, continúan atrayendo los regalos del Cielo y los distribuyen a su alrededor.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Jardines de Aranjuez, 17 de noviembre de 2018 (cortesía de Yolanda Santos)

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de noviembre (17-11-18): os volvéis más vivos…

Islandias

“Los rostros de los humanos no cesan de reflejar los desórdenes, los trastornos y los sufrimientos que están padeciendo. ¿Por qué? Porque se aferran a conceptos demasiado limitados, y entonces su existencia se llena de mezquindad, de divisiones, de discusiones y de vejaciones inspiradas por su naturaleza inferior. Su naturaleza inferior es el origen de todos estos tormentos que vemos inscritos en su rostro, pero en vez de amordazarla, dejan que se exprese, la escuchan y obedecen a sus sugestiones. ¿Cuándo comprenderán que les aporta la muerte, y que para estar vivos deben sacrificarla?

Sacrificar su naturaleza inferior, es exactamente lo mismo que traer madera para alimentar el fuego. En efecto, cada vez que rehusáis dejaros influenciar por vuestra naturaleza inferior, que no cesa de empujaros a los enfrentamientos, a la cólera, a la rebeldía y a la venganza, alimentáis en vosotros el fuego del espíritu y os volvéis más vivos, y esta vida termina incluso reflejándose como una luz en vuestro rostro.”

Omraaam

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Paisaje en Islandia, julio de 2018 (cortesía de Marta Ciria)

Más información:
www.fundacionananta.org

Pensamientos de noviembre (14-11-18): estas ondas se esparcen por el mundo entero …

Park

“Cuando meditamos y rezamos juntos, producimos ondas, y estas ondas se esparcen por el mundo entero y alcanzan a los hombres y a las mujeres que se abren a esta idea de fraternidad para la que nosotros trabajamos. Gracias a las ondas poderosas y armoniosas que emitimos, enviamos mensajes que son captados por los seres receptivos y preparados. Y a menudo, sin ni siquiera saber de dónde les viene ese impulso, deciden trabajar ellos también para la paz y la fraternidad en el mundo, para la difusión de la luz, para la gloria de Dios.

Dondequiera que estén, quienes quiera que sean, aunque no nos conozcan, todos esos seres están unidos a nosotros y reciben nuestros mensajes. Está en los proyectos del Cielo que todos los hijos de Dios se unan un día para la realización de Su Reino en la tierra.”

Omraaam

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Central Park, Nueva York, 3 de noviembre de 2018

Más información:
www.fundacionananta.org