Archivo de la etiqueta: Prince

Trece Frases de Prince (1958-2016)

Prince

Hay gente que está infeliz con todo.

Todas estas computadoras y dispositivos electrónicos no son buenos, te llenan la cabeza de números y eso no puede ser positivo.

Yo no voto y no tengo nada que ver con eso.

Creo fielmente en la reencarnación, sobre todo en aquellas personas que tienen que hacer más trabajo o que tienen mucho que pagar.

No soy una mujer ni soy un hombre. Soy algo que nunca podrás comprender

A pesar de todo, nadie puede dictaminar quién eres realmente.

¡Las películas son reales! ¡La música es real! Afecta a las personas. La otra noche fui a un club y presencié como un DJ tomó el control de todos. Ni los políticos pueden hacer eso.

No me vendas como negro.

La gente de color todavía me llama Prince. A veces les pregunto, ‘¿por qué me dicen Prince?’, y ellos responden, ‘porque tú eres un príncipe para nosotros’.

A la gente lo que importa es que le paguen. Ellos intentan hacer lo que la audiencia quiere que hagan. Yo prefiero darle al público lo que ellos necesitan, no lo que piden.

Tengo amigos gays y estudiamos juntos la Biblia.

Lo más importante es ser tú mismo, pero a mí me gusta el peligro. Eso es precisamente lo que le hace falta a la música pop actualmente. No hay emoción ni misterio.

Si quieres saber de dónde vengo, dónde estoy o a qué lugar me dirijo, la respuesta es Prince.

Prince Rogers Nelson (Prince)-(1958-2016)

Prince – I Would Die 4 U REAL song from Purple Rain

John Martyn: One World

Un mundo para tanta gente. Un mundo en una vida y sólo un mundo donde vivir. La mirada alta, los ojos mojados, la cara limpia, John no quiso hacerse más preguntas y decidió que ése era el momento de comenzar su búsqueda personal.

Descalzo para sentir el poder de la Tierra, su mochila apenas era algo más grande que una ordenador portátil. Dos camisetas blancas, una pequeña manta, tres pares de calcetines recién sacados del cajón, cinco mudas oliendo a limpio, y el jersey que hace años le tejiera la abuela. Lo justo para ponerse en movimiento por esos mundos de Dios.

El sabía que había otros mundos, pero ignoraba inocentemente dónde estaría el camino de partida.

Entonces, con todo ya preparado, surgió la pregunta: ¿Qué dirección tomar cuando tienes todo el recorrido por hacer?. Sacó de los bolsillos una antigua pieza de plata que le había regalado su tío abuelo Leonard, una tarde de verano hace ya muchos años, y sin pernsárselo dos veces se dijo: Cara y te vas para el norte, cruz y para el sur te dirigirás.

Mientras lanzaba la moneda al aire pensó que en un instante, el viaje empezaría a tomar forma…

John Martyn canta One World; Un Mundo.